menu superior

VENTAJAS DE LA TABIQUERIA DE YESO LAMINADO

Tabiqueria_de_Pladur1-300x300[1]

VENTAJAS DE LA TABIQUERIA DE YESO LAMINADO

La tabiquería de yeso laminado, (conocida como Pladur) es un sistema de tabiquería muy agradable al tacto, cálido, no inflamable, que se puede cortar, atornillar, taladrar y que además tiene un excelente comportamiento frente al fuego, es buen aislante térmico y consigue grandes aislamientos acústicos.

Está compuesta de paneles de yeso laminado, recubierto por ambos lados por una capa de celulosa especial, se fabrica en varios grosores de placa (10, 12,5, 15 mm.), soportadas mediante una estructura de acero galvanizado, también de varios grosores, (45, 70 y 90 mm.), que forman un entramado dando consistencia al conjunto constructivo de los materiales a instalar.  Las placas se atornillan a la estructura, ya sea una placa por cada lado de la misma (tabique sustitutorio al de ladrillo hueco sencillo), O dos placas contrapeadas por cada lado (tabique sustitutorio al de ladrillo hueco doble), rellenando el hueco entre placas de distintos materiales (lana de roca, fibra de vidrio, etc.), para conseguir mayores aislamientos tanto térmicos, como acústicos.

Este tipo de material no solo se utiliza para la tabiquería, también se utiliza para hacer soleras secas y falsos techos continuos, sustituyendo a la escayola tradicional.

Para lugares húmedos se utiliza una placa de yeso laminado con aditivos hidrofugantes y revestida por láminas de cartón de color verde por ambas caras, que elimina la absorción de agua dejándola en unos parámetros inferiores al 3%.

Este sistema de tabiquería tiene múltiples ventajas sobre la tabiquería convencional, como son mayor aislamiento, rapidez de montaje, rapidez de secado, facilidad para el paso de instalaciones y muy buenos acabados. Este material se utiliza sobre todo en trasdosados,  paredes divisorias, lavabos, wc, tabiques resistentes al fuego y/o acústicos.