menu superior

Trámites a seguir para la construcción de una vivienda unifamiliar

MVC-002X

En el blog de hoy nos vamos a ocupar de los trámites necesarios para la construcción de una vivienda unifamiliar en una parcela existente.

En primer lugar se debería hacer una visita al Ayuntamiento del municipio donde se va a construir la vivienda, y si es posible hablar con el técnico Municipal para que nos asesore de las normas que rigen en ese Ayuntamiento. Lo normal es que le solicitemos una copia de la Normativa de Edificación para que nos indique la superficie permitida a construir en la parcela y la altura máxima de la construcción.

Además debemos solicitar el Plano de situación del Terreno y el Plano Topográfico del mismo para conocer los desniveles existentes en el terreno. En caso de no existir, habrá que contratar un topógrafo para que lo levante.

También necesitaremos un Estudio Geotécnico del terreno para determinar el tipo de cimentación a utilizar, para lo cual habrá que contratar a un geólogo.

Un arquitecto debe preparar un Proyecto Básico y un Proyecto de Ejecución Material, en el que se plasme las características de lo que queremos construir, así mismo hay que preparar un Estudio Básico de Seguridad y Salud que defina las nomas aplicables a la obra y la identificación de los riesgos laborales.

Una vez aprobados los proyectos por el Colegio de Arquitectos, hay que llevarlos al Ayuntamiento y solicitar la Licencia Municipal de obras y pagar el Impuesto de Construcción (alrededor del 4% del total del Proyecto de Ejecución Material) y hay que contratar un aparejador para dirigir la obra proyectada.

Antes de empezar la obra, hay que contratar un seguro decenal, ya que sin él, durante los diez primeros años, no se podrá vender la casa, solicitar una hipoteca ó escriturar la misma.

Cuando esté finalizada la obra, el arquitecto emitirá el Certificado Final de Obra, que también debe estar visado por el Colegio de Arquitectos.

Cuando consigamos esta documentación, hay que llevarla al Ayuntamiento y solicitar la Licencia de Primera Ocupación, documento indispensable para poder contratar todos los suministros de la vivienda (agua, luz, gas, teléfono, etc.).

Una vez realizados todos estos trámites hay que ir al Notario para hacer la Escritura de Obra Nueva, pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados e inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad.

Cuando hayamos realizado todos éstos trámites, ya podemos disfrutar de nuestra nueva casa.