menu superior

Aspectos básicos aislamiento edificios

Aislamientos

En cualquier edificio actual se utilizan dos tipos de aislamiento principalmente, el térmico, para aislar el edificio de los rigores de la temperatura exterior y el hidrófugo para aislar el edificio de la humedad.

El aislamiento y el diseño térmico pueden reducir de forma considerable las pérdidas de calor del edificio. La demanda de energía para calefacción/aire acondicionado en edificios existentes se puede reducir del 30 al 50% mediante modificaciones en comparación con la media actual. En edificios nuevos se puede reducir del 90 al 95% utilizando tecnología y diseño, y especificando los niveles de aislamiento proporcionando al edificio los elementos necesarios para mantener en el mismo una   temperatura confortable y manteniendo los espacios interiores a una temperatura agradable.

El aislamiento hidrófugo actúa como barrera contra la humedad para evitar su ingreso o filtración por los distintos elementos constitutivos de un edificio, incluyendo cimentaciones, cerramientos exteriores, cubiertas, ventanas y puertas.